Líneas de mejora para combatir el 2,4,6 – tricloroanisol en los vinos

María Jover Sánchez

Resumen


Los tapones de corcho por sus múltiples cualidades están considerados como el mejor material para el cerramiento de botellas de vino. El inconveniente, es la posibilidad de que el zuro pueda transferir 2,4,6 tricloroanisol (TCA) al vino. El TCA le aporta un olor nada deseable a corcho al vino. Para solventar este problema están en marcha diversas líneas de investigación, la primera versa sobre la esterilización del corcho con un tratamiento a base de dióxido de azufre; la segunda por irradiación con rayos gamma para eliminar el TCA de los tapones de corcho, y para finalizar se abordará la cromatografía de gases con la cual detectan  y descartan aquellos tapones de corcho que contengan TCA, dentro de una cadena de producción.


Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.21134/doctumh.v2i2.1277


ISSN: 2530-7320


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-
NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional
.